INTRODUCCIÓN.


Le corresponde al Ministerio de Defensa Nacional, a través de la Subsecretaría para las Fuerzas Armadas controlar, fiscalizar y supervigilar todas las costas de nuestro país. Esto es en el litoral, así como en ríos y lagos que son navegables por barcos de más de 100 Toneladas de Registro Grueso (TRG).

Es facultad privativa del Ministerio de Defensa y de la Dirección General y Territorio Marítimo y de Marina Mercante, el conceder el uso particular, en cualquier forma, de los terrenos de playa, playa, rocas, porciones de agua, fondo de mar, dentro y fuera de las bahías, en todo el Mar Territorial.

La misma facultad se aplica sobre ríos y lagos navegables por buques de más de 100 TRG.

En los ríos y lagos no comprendidos en la normativa, siempre que se trate de bienes fiscales, la antedicha facultad se ejercerá sólo sobre la extensión en que estén afectados por las mareas y respecto de los mismos terrenos o sectores antes indicados.

La respectiva autoridad entonces podrá autorizar la extracción de materiales varios que se encuentren en las áreas sujetas a su fiscalización y control, la instalación temporal de carpas u otras construcciones desarmables, de avisos de propaganda, de boyas, y atracaderos para embarcaciones menores, de colectores de semillas, de balsas para bañistas y boyarines destinados a delimitar áreas de recreación.

Luego será posible obtener el uso particular sobre bienes nacionales de uso públicos o fiscales, llamados técnicamente “CONCESIONES MARÍTIMAS”.

Pueden ser beneficiarios de una Concesión Marítimas; Empresas Privadas, Personas Naturales sean chilenas o extranjeras, Corporaciones, Fundaciones,Municipalidades,Empresas del Estado, etc.

Lo invitamos a visitar nuestro sitio.